ROBO DE ENERGÍA O “VAMPIRISMO ENERGÉTICO”

Todo en la naturaleza tiende al equilibrio, los animales saben reequilibrarse y recargar energía de manera natural, nosotros hemos perdido esa capacidad por la desconexión con nuestra esencia natural y nos desgastamos constantemente. Si no recargamos nuestra energía descansando, alimentándonos adecuadamente o teniendo contacto con la naturaleza, buscamos una alternativa de recarga que suele ser por “compensación” con otras personas.

El ser humano es un ser social por naturaleza, con una identidad única e irrepetible. Es un ser histórico, un ser encarnado en una realidad y es allí en donde se manifiesta como ser de posibilidades. Somos libres y conscientes de nuestra existencia y de todo lo que nos rodea, así mismo somos conscientes de nuestras actitudes y comportamientos hacia el mundo exterior; de cómo nos relacionamos día a día y del tipo de personas de las que nos rodeamos, llámese amigos, parejas, familiares, compañeros de trabajo, jefes, etc.

Cuando nos relacionamos se produce un intercambio de energía, el cíclico dar y recibir de la energía, si es equilibrado podemos mantener relaciones saludables tanto físicas como emocionales… por el contrario si es desequilibrado aparece el llamado robo de energía…realizado por los “vampiros energéticos”.

 

Los vampiros psíquicos o energéticos tienen la habilidad de agotar a distancia la energía en todas sus formas.

A pesar de que una interacción de este tipo puede durar tan solo unos minutos, los efectos sobre la persona pueden notarse durante varios días. La falta de energía, los mareos, la tensión muscular, la dificultad de concentración, los dolores de cabeza y las náuseas son algunos de los efectos más comunes sentidos por las víctimas; sin embargo, sucesivos ataques de este tipo pueden producir fatiga crónica, desajustes en el sueño, irritabilidad, depresión, e incluso enfermedad física. Esto es así porque el robo de energía se hace a partir de algunos chakras y puede producirse la rotura de alguna capa áurica con la consiguiente fuga áurica.

vampiros-energeticos-grande

Existen numerosos tipos de vampiros energéticos:

  • Adulador.
  • Autoritario.
  • Controlador.
  • Victimismo.
  • Pesimista.
  • Moralista.
  • Iluminado o maestro. Estos no aceptan normas. Necesitan de permiso para entrar en nuestra casa, “campo energético”.

Es la típica persona que se desahoga, manipula, se interesa por tus secretos… y cuando se van te dejan agotados.

El robo de energía se puede hacer de forma consciente o de forma inconsciente. En la mayoría de los casos se hace de forma inconsciente. A veces tienen la vibración baja y como hemos dicho que todo en la naturaleza tiende al equilibrio, se equilibra con tu energía, la mayoría de las veces esto se hace de manera inconsciente. Pero no siempre es así, otras veces hay robo de energía de manera consciente, pueden tener frecuencia baja o necesitan subir aún más su frecuencia para algún fin, aunque sea para una sanación, pero no nos equivoquemos, aunque esa persona crea que es para un bien, sin el permiso de la otra persona es un robo en toda regla, nunca sabemos si la persona a la que le estoy robando esa energía está bien a nivel físico o emocional, quizá necesite toda su energía para sí misma, para estabilizarse, para sanarse. De manera que vamos a trabajar cada uno nuestro sistema energético, a subir nuestra frecuencia, no sólo para protegernos, existen infinidad de ejercicios para esto.

Medidas de protección para evitar robos de energía:

  • Identificar al vampiro energético.
  • Baño alquímico.
  • Glándula timo: tiene una función primordial para los niveles energéticos y emocionales. Es suficiente con darles toquecitos con los dedos un minuto al día para equilibrar el sistema energético.
  • Visualizar el aura plateada como símbolo de protección o violeta.
  • No permitir que la persona que crees que te está absorbiendo energía te interrumpa al hablar.
  • Tener minerales de cuarzo, p.e. cuarzo transparente, turmalina negra… fundamentalmente minerales negros.
  • Mantener la vibración alta.
  • No ponerse frente a esas personas para evitar el flujo directo desde tus chakras a los suyos.
  • Desviar la mirada de sus ojos.
  • Entrelazando dedos de las manos y colocar a nivel del plexo solar, esta postura la adoptan sacerdotes de la Iglesia católica, así como algunos maestros.
  • Protegernos utilizando el ejercicio de la Materia etérica.
  • Sprays florales.
  • Etc

Hay un sinfín de maneras de protección, pero es muy importante mantener una frecuencia alta y nuestra actitud.

 

3 comentarios en “ROBO DE ENERGÍA O “VAMPIRISMO ENERGÉTICO”

  1. Mónica Medina dijo:

    Me encanta! justo estaba escribiendo un artículo en mi blog sobre el vampirismo energético, algunas cositas nuevas he aprendido, muchas gracias! no soy una vampira bloguera así que os haré una mención a vuestro blog jajaja
    Un besazo para las dos!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s