OPÉRCULO: “Ojo de Shiva” “Ojos de Santa Lucía”

También llamada “ojos de Santa Lucía” u “ojo de Shiva”, no son otra cosa que el opérculo de la Astraea rugosa gasterópodo marino que se recogía en las playas. El opérculo es una placa que se desarrolla en la parte dorsal y posterior del pie de la caracola y que sirve para cerrar la abertura cuando el animal se retrae en el interior, constituyendo una auténtica “puerta” que impide el acceso por la zona más vulnerable.

Fue muy utilizado en joyería en la época romana, de hecho, se han encontrado ánforas romanas repletas de opérculos.

Llamado Ojo de Santa Lucía porque según cuenta la leyenda Lucía se arrancó los ojos y los tiró al mar en ofrenda a la Virgen María por la curación milagrosa de su madre. En respuesta a su devoción, la Santa Virgen le devolvió la vista a Lucía concediéndole los ojos más bellos que jamás hayan existido. De ahí han relacionado con esta especie de fósil o puerta que se encuentra en playas del Mediterráneo con los ojos de la Santa. Aunque existen diferentes versiones de esta historia.

En algunas zonas del Mediterráneo se ha venido utilizando para tratar orzuelos y también las migrañas.

En algunas culturas consideran que llevar un opérculo como colgante protege del mal de ojo y trae buena suerte.

Como amuleto, el ojo de Shiva representa el tercer ojo de este dios, que “ve más allá de lo evidente”.

Sa-Niah

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s